domingo, abril 02, 2006

Los cien dias del plebeyo

Una bella princesa estaba buscando consorte. Nobles y ricos pretendientes llegaban de todas partes con maravillosos regalos: joyas, tierras, ejercitos, trono... Entre los candidatos se encontraba un joven plebeuo que no tenia mas riqueza que el amor y la perseverancia.Cuando le llego el momento de hablar , dijo:"PRINCESA, TE HE AMADO TODA LA VIDA. COMO SOY UN HOMBRE POBRE Y NO TENGO TESOROS PARA DARTE, TE OFREZCO MI SACRIFICIO COMO PUREBA DE AMOR, SIN MAS ALIENTO Q' LA LLUVIA Y SIN MAS ROPAS QUE LAS QUE LLEVO PUESTAS. ESA SERA MI DOTE."
La princesa, conmovida por semejante gesto de amor, decidio aceptar:
"TENDRAS TU OPORTUNIDAD: SI PASAS ESA PRUEBA ME DESPOSARAS"
Asi pasaron las horas y los dias, El pretendiente permanecio afuera del palacio, soportando el sol, los vientos, la nieve y las noches heladas. sin pestañar, con la vista fija en el balcon de su amada, el valiente subdito siguio firme en su empeño sin desfallecer un momento.
De vez en cuando la cortina de la vertana real dejaba traslucir la esbelta figura de la princesa, que con un noble gesto y una sonrisa aprobaba la faena. Todo iba a las mil maravillas, se hicieron apuestas y algunos optimistas comenzaron a planear festejos.
Al llegar el dia noventa y nueve, los pobladores de la zona salieron a animar al proximo monarca. todo era alegria y jolgorio, pero cuando faltaba una hora para cumplirse el plazo, ante la mirada atonita de los asistentes y la perplejidad de la princesa, el joven se lebanto y sin dar explicacion alguna, sealejo lentamente del lugar donde habia permanecido cien dias.
Una semana despues mientras deambulaba por un solitario camino, un niño lo alcanzo y le pregunto a quemarropa: " que te ocurrio? Estabas un paso de lograr la meta; porque? perdiste esa oportunidad? porque te retiraste?.
Con profunda consternacion y lagrimas mal disimuladas, el plebeyo contesto en voz baja:"LA PRINCESA NO ME AHORRO NI UN DIA DE SUFRIMIENTO, NI SIQUIERA UNA HORA. NO MERECIA MI AMOR"

MORALEJA:"Cuando estamos dispuestos a dar lo mejor de nosotros mismos como prueba de afecto a lealtad, incluso a riesgo de perder nuestra dignidad, merecemos al menos una palabra de comprension o estimulo. las personas tienen que hacerse merecedoras del amor que se les ofrece"

1 comentario:

Rocambole 99 dijo...

iNCREIBLE TEXTO...
me familiarizo con el... espero que no t moleste si lo tomo prestado jajaja...

saludos

w
PR