jueves, febrero 12, 2009

Tiempo al tiempo

Cuando el viajero tenia diez años, su madre lo obligo a hacer curso de eduacion fisica.

Uno de los ejercicios consistia en saltar de un puente al agua. Se moria de miedo. Se quedaba en el ultimo lugar de la cola, y sufria cada vez que uno de los otros niños saltaba delante de el, pero en breve llegaria el momento de su salto. Undia, el profesor, al ver su miedo. lo obligo a saltar el primero.

Tuvo el mismo miedo. pero paso tan rapido que empezo a tener coraje.

Dice el maestro:

Muchas veces hay que darle tiempo al tiempo.
Otras veces, hay que remangarse y resolver la situacion. En este caso, no existe peor cosa que retrasarlo.

5 comentarios:

YuYu dijo...

Quiero aprender a saber darle tiempo al tiempo!!!

Maka! dijo...

me gusta, muy lindo... siempre tenemos prisas por y para todo!

me alegro q te aya gustado mi blog, espero que sigas pasando!

besitos y cuidate1

Lara Holmes dijo...

Ay!!...pero a veces el tiempo dura una eternidad y pues, al menos a mi me gusta q todo sea rápido x ende odio tener q esperar...Sin embargo, ese tiempo es propicio para analizar la situación, o sea el lío y pues, al final las cosas resultan mejor...
Suerte!

Álvaяо™ dijo...

Hay que pensar antes de hacer algo.. hasta convencernos de que podemos hacerlo bien.

Saludos!

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

YuYu: yo tambien quiero aprender a darle tiempo al tiempo suena tan facil pero es un poco dificil. si aprendes antes que yo dame la receta :) un beso

Maka: tu blog esta super bueno, me alegra que te halla gustado mi post tambien. siempre andamos a prisa por eso es que perdemos muchas de las cosas bellas al rededor. un beso

Lara Holmes: prefiero que el tiempo dure una eternidad asi ptendria mas tiempo apra pensar las cosas que hago y las haria mejor jajaja.
A mi me gustaba que el tiempo sea rapido pero deahi pasaba el tiempo, los minutos los anios y seguia pensando en lo mismo y no me sentaba a pensar las cosas. creo que me aburria de mi misma. un besoteee y abrazos nos leemos.

Alvaro: siempre hay que pensar algo antes de hacerlo pero aveces hay esos lapsus que uno no puede evitar. un abrazo.